Valoración media de nuestros clientes
4.8
sobre 5
  Último comentario: 19-11-2016
buena atención, calidad y precio. Mis felicitaciones Luis
Productos de Ortopedia


Quienes SomosVisita virtual por la OrtopediaLocalización de Ortopedia SilvioContacta con nosotrosCondiciones de VentaCondiciones de Venta Noticias en los medios
Web noticias Ampliar

VOLVER A NACER CON DOS BRAZOS

Volver a nacer con dos brazos

Más detalles

Web noticias

» Añadir a mi wishlist

VOLVER A NACER CON DOS BRAZOS

VOLVER A NACER CON DOS BRAZOS

Volver a nacer con dos brazos

Enviando, espera por favor...

¡Tu pregunta ha sido enviada! Te contestaremos tan pronto como sea posible.

¡Lo siento! Ha ocurrido un error enviando tu pregunta.

¡Precio Exclusivo página web!

Todavía aturdida por el parto, cuando le trajeron a la pequeña Laura, lo primero que pensó Amalia fue en lo mal que la habían vestido. “Tenía una blusita y una braguilla y la pierna parecía encogida”. Sucedió en el Hospital de Igualada (Barcelona) hace 21 años. La bebé escondía un secreto que los médicos pronto desvelaron: venía con una grave malformación. “El pie de la pierna mala le llegaba a la altura del tobillo de la pierna buena”, explica Amalia. Una conmoción, recuerda, mientras muestra una foto de Laura, muy niña, con su hierrito al aire. “En la primera prótesis el pie era tan rudimentario que se me metía en todas las alcantarillas”, dice entre risas la chica, auxiliar en una autoescuela.

Laura Hila es una de las pacientes más veteranas de la doctora Marisa Cabrera, jefa de sección de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Sant Joan de Déu, de Barcelona, y promotora, a inicios de los años noventa, de la Unidad del Amputado del Niño y del Adolescente, de referencia para toda España y a la que también llegan niños de Portugal, de Francia, de Italia, de Cuba, de Venezuela. “La cantidad de pacientes que controlamos es importantísima, alrededor de 1.000 amputaciones en diez años”, señala Cabrera.

Porque, aunque cueste creer que un niño puede nacer sin una mano, un brazo, una pierna o un pie, solo en España habría en torno a 4.500 menores –los datos varían según las fuentes consultadas– que necesitan prótesis porque han nacido con una agenesia (deficiencia de un miembro superior o inferior), o porque han sufrido una amputación traumática, o por enfermedad.

Escribe tu opinión

VOLVER A NACER CON DOS BRAZOS

VOLVER A NACER CON DOS BRAZOS

Volver a nacer con dos brazos

Escribe tu opinión